Perforación de pozos profundos para extracción de agua subterránea
Inicio Empresa Equipo humano Productos y Servicios Tecnología y medio ambiente Contacto
 Los buenos de la película

Por Ignacio Popelka Jiménez
Director Gerente General Compañía Chilena de Perforaciones Ltda.
Geoenergy Ltda.
Revista Chileriego - Mayo 2005

El Director Gerente de la Compañía Chilena de Perforaciones, Ignacio Popelka, expone sus puntos de vista acerca del problema de las aguas subterráneas en Chile. Afirma que pese a que en las regiones IV, V, Metropolitana y VI existe abundancia de recursos hídricos subterráneos, la Dirección General de Aguas al declarar la restricción de algunos acuíferos está afectando el desarrollo productivo y la utilización de instrumentos de apoyo a los agricultores como es la Ley de Riego.

taladro y flujo de agua
Tradicionalmente los sudamericanos nos hemos sentido menos. Albergamos sin disimulo un sentimiento de pequeñez y de inferioridad frente a los del "norte". Nos esforzamos en aprender idiomas, leemos sus libros y adoptamos sus modas y costumbres. No hay moda chilena ni brasileña, hay moda italiana o francesa, ellos la "dictan" y nosotros la adoptamos.

En lo personal creo que si bien hemos aprendido mucho de ellos, también tenemos que sentirnos orgullosos y satisfechos de lo mucho que hacemos y aportamos a la humanidad. Cosas sobre las que es bueno reflexionar para bajar de un avión en Chicago, París o Milán sintiéndonos más fuertes y seguros con la tranquilidad de saber que nuestra gestión es buena y nuestro aporte valioso. Definitivamente no somos menos que nadie.


Tenemos la mejor fruta del mundo, los mejores vinos y los mejores productos de mar y esto es sólo el prefacio de una larga lista.

Hecho este preámbulo, voy a referirme a lo mío y al problema en cuestión: el agua subterránea y la fruta. Por todo esto y sintiéndome parte y engranaje de este noble proceso productivo, es que quiero referirme a una de las dificultades que enfrentan hoy los productores agrícolas chilenos, un obstáculo innecesario que debería removerse de inmediato. Ocurre que siempre nos han enseñado que el agua es tres cosas: incolora, inodora e insípida. Si bien técnicamente esto es así, en la práctica ocurren cosas muy distintas, por eso me sorprendí gratamente cuando leí un aviso publicitario que decía "si crees que el agua es incolora es porque nunca has visto el arocoiris, si piensas que es inodora es porque no has sentido el perfume de una flor y si crees que es insípida es porque jamás has probado una fruta". Tal es la transformación que ocurre con este elemento maravilloso, que el agua ha ocupado en la vida de los hombres el lugar más alto en la escala de privilegio. Sin agua no hay nada, así de sencillo. La cadena de producción de la fruta está integrada por un sinnúmero de actores, desde los agricultores hasta pilotos de avión que llevan las manzanas a Hong Kong o Nueva York. De esta forma se está creando un puente comercial en constante movimiento, inmensamente activo y mucho más valioso que otras cosas que el hombre equivocadamente valora mucho más.

Desde el momento en que un productor "arriesga" su dinero y adquiere un campo para plantar comienza a gestarse una transformación fantástica, la producción y futura exportación de un recurso natural renovable que es el agua transformada en fruta, al que se suma inteligencia y trabajo y así en silencio sin depredar nada, sin consumir nada, sin polucionar, sino todo lo contrario, la cadena de la vida de miles de manzanas, paltos, arándanos, cerezos y otros, permite el ingreso de dinero genuino, de afincamiento familiar, de desarrollo, de infraestructura, comunicaciones, creación de escuelas, vida, esperanza y futuro.

tuberías de agua subterránea

Regar con agua subterránea es eficiente, económico e higiénico, no es necesario construir grandes estanques de reserva y ocupar espacio y además se cumple con el protocolo de las normas americanas y europeas, y con las buenas prácticas agrícolas.

Apuntalar decididamente al productor-agricultor es una obligación de Estado, necesaria y conveniente, ya que estos sólo hacen el bien, crean riqueza casi de la nada, promueven sus productos, los venden, cobran y traen divisas para seguir invirtiéndolas aquí.

En este marco me sorprende gravemente lo que está ocurriendo con la Ley de riego (Nº18.450) que administra la Comisión Nacional de Riego y supervisa la DOH (Dirección de Obras Hidráulicas), este último, un organismo del MOP al igual que la DGA (Dirección General de Aguas). Lo que me preocupa es que dentro del mismo Ministerio de Obras Públicas, en el mismo país y en el mismo tiempo se ha instalado la "Torre de Babel".

Mientras DOH y la CNR (Comisión Nacional de Riego) han desarrollado una tarea extraordinariamente positiva, manejando los recursos y promoviendo con la aplicación de los concursos la inversión productiva, la DGA niega los nuevos derechos dy deja fuera a miles de nuevos postulantes a este beneficio que es catapulta del desarrollo. Debido a mi trabajo, tengo constancia de estas situaciones, no estoy tocando de oído.

La DOH promueve al tiempo que la DGA impide, mientras tanto el recurso (aguas subterráneas) abunda. La cuenta matemática de la sumatoria de los derechos otorgados menos el cálculo de regarga anual no cierra y genera como corolario una situación absurda. La "escasez artificial" algo inaudito en un país que promueve la libre empresa y que con ella ha alcanzado un sitial de privilegio del que no debe apearse.

Sobra el agua subterránea pero no hay derechos, sin derechos no hay concurso, sin concurso y sin subsidio no hay inversión tecnológica y así el perro se muerde la cola.

Nadie debe morir de una enfermedad que no tiene.

La DGA conoce las propuestas que distinguidos profesionales y académicos han sugerido a este problema simple, que es mucho más semántico que real.

Chorro de agua en viñedo

- Derechos provisorios con acceso irrestricto a los beneficios de la ley.

- Aplicación del criterio de explotación racional de los embalses subterráneos, para promover la recarga usando la recarga anual más una porción del embalse.

- Creación real del mercado del agua, usando mecanismos que "promueven" la venta de derechos "acumulados" que jamás serán usados.

- Inclusión del usuario en los procesos de investigación del comportamiento de los acuíferos, monitoreo de pozos, instalación de caudalímetros y otras actividades que pueden realizar algunos usuarios seleccionados por cuenca, que posteriormente pueden enviar la información en forma digital a la DGA para ser procesada y así conocer la realidad "justo a tiempo".

Hay mucho para hacer como para dedicarse a poner palos en la rueda. En vez de "guardar" un recurso renovable que si no lo usamos se nos va por los ríos directo al mar, deberíamos estar intensificando el uso y ampliando las áreas agrícolas bajo riego tecnificado.

A no poner piedras en el camino de la fruta, que al final pagan el pato los mismos de siempre.

Vivimos en la era del protocolo de Kyoto y de la responsabilidad social empresarial. Nuestros productores tienen ambas respuestas archiconocidas y cumplen con ambas premisas antes que nadie las nombrara. Producen miles de m3 de oxígeno puro que lanzan al ambiente con la fotosíntesis de sus paltos, perales y olivares en silencio y sin pedir bonos de carbono a cambio. Contratan personal para múltiples tareas, hombres y mujeres que trabajan en actividades cada vez más técnicas. Los productores mueven todo, carreteras, energía, tecnología e investigación, universidades, madera, neumáticos, peajes, fletes llenan los mercados nacionales de buenos productos y exportan el resto con la "marca país" en cada fruta, no ensucian, no polucionan, conservan el suelo y ahora planta hasta los cerros. todo esto en el respetuoso silencio que forma ya parte ancestral de su laboriosidad, por eso pido para ellos el respeto que se merecen y toda la ayuda posible, ellos son en definitiva los buenos de la película.

camiones y equipos compañía  

<< atrás

Chile: 562 600 600 AGUA - Uruguay: 598 567 7377